8 de julio de 2008

Ropa buchona.

La ropa que elegimos dice mucho sobre nosotros. Habla de nuestro carácter, o estado de ánimo, si tenemos frío , si nos gusta llamar la atención, nos importa o no la moda o somos obsesivos con la paleta de colores.
Lo que no hacía hasta ahora era interactuar y para eso se creó el vestido que ven en la foto que se atreve a DECIR ALGO MÁS de quien lo usa.

Su creador se llama Alex Reeder y dice que se le ocurrió porque los tímidos y las tímidas lo estaban necesitando. Empezó entonces con este modelo muy simple que no sólo comunica, grita lo que le pasa a su portadora y sin que ella lo pueda reprimir .
No recomendable para una primera cita, el vestido muestra con movimientos de mariposas que reproducen los latidos del corazón de quien lo lleva, su reacción ante la proximidad de otras personas: cuando alguien se acerca las mariposas "saludan"con más o menos energía.

Ya les mostré la ropa interior que no necesita lavado, pero no les mostré el nuevo proyecto de Philips : el uso de tinta electrónica que permitirá tener tatuajes "dinámicos", capaces de cambiar cuando nuestras emociones lo requieran. Según ellos será una manera muy sencilla y directa de comunicarse.

En mi opinión le estamos dando demasiada autonomía a lo que nos ponemos, pensemos en qué podría ocurrir si lo que llevamos puesto o nos tatuamos buchonea todo el tiempo nuestros sentimientos, se podría llegar muy lejos, no sólo a romper el hielo, se armaría cada rosca que no quiero imaginarme ¿y cómo haríamos para detenerlos?. ¿Nos tendríamos que desnudar? Falta nomás que las pilchas salgan solas , sin nosotros. :P

No sé, lo voy a pensar, por ahora no me vendan nada.

7 que no viven en un campo nudista escribieron:

The Bug dijo...

Imaginensé que dentro de algunos años, los jefes de personal obligarán a utilizar este tipo de prendas a los nuevos aspirantes a un cargo durante sus entrevistas laborales.
Es como el suero de la verdad, pero prêt-à-porter.

8 de julio de 2008, 13:28
Apa dijo...

Que los tatuaje cambien de color según la veracidad de lo que se dice, no serái tan difícil.

El vestidito mariposón no está mal para encontrar pareja pero no para la señora casada a la que le empiezan a aletear los adornitos ante la aparición de un "bradpit" hallándose la misma del brazo de su amado esposo.:P

9 de julio de 2008, 18:29
rubiaa dijo...

Ay no, no me gustaría un vestido que me deschabe cada vez que me acerco a alguien!

Lo de los tatoos esta bueno, es como el anillo ese que cambiaba de color según el estado de ánimo.

Y si....la ropa ya habla sola, y como decís vos, falta que salga sola a la calle. Creo que, como ya esta todo inventado, la gente ya no sabe como innovar, y se pone a pensar en cosas como estas, que son divertidas, pero algunas muy poco prácticas...

10 de julio de 2008, 9:17
Ardillor dijo...

Por eso lo mejor es que todos nos vayamos a una isla... como la de Lost pero sin malos, y andemos en bolas o semienbolas de acá para allá.
Le temo a la revolución de las pilchas. Seguro que al que hizo Terminator jamás se le ocurrió algo así.

10 de julio de 2008, 11:32
Apa dijo...

Rubiaa: Sí, que hable pero qe no grite.Pero si no existiera esta gente todo sería siempre igual y de estas locas, locas ideas algo útil siempre sale.Mientras tanto nos entretienen.

Ardillor: Ojo con andar en bolas que nuestro cuerpo también nos delata o por lo menos al principio :). Bienvenida por acá.

10 de julio de 2008, 15:20
unServidor dijo...

¡No fue violación, oficial! Ella tenía una ropa cuyas mariposas decían claramente "¡Fertilízame, estoy en celo!"...

12 de julio de 2008, 22:56
Apa dijo...

"Cuando se lo vendí se lo aclaré, el mecanismo puede fallar y que aleteen por default. Lleve siempre algo más para cambiarse."

El de la ropa con inscripciones provocadoras es todo un tema.

13 de julio de 2008, 10:53